Presentación del prototipo de Moto2 en Goodwood

Exhibición de tricilíndricas de Triumph en el "Festival of Speed"

Los asistentes al Festival of Speed de Goodwood pudieron escuchar el rugido del motor que van a equipar todas las motos de Moto2 en 2019.

Es la primera vez que el público ve el prototipo de Moto2 en acción… y ha sucedido en el evento del mundo del motor más prestigioso del año. Expuesta junto a la nueva Speed ​​Triple y otras tres icónicas motos de carreras, los aficionados también pudieron conocer el rico legado de Triumph en la competición.

Goodwood no se parece a ningún otro sitio. Allí hay pilotos de MotoGP y de F1, compeones de World Superbike (WSBK) y ganadores del TT de la Isla de Man, todos ellos recorriendo con sus vehículos un paddock abierto. Es caótico en el mejor sentido de la palabra. Allí tienes muchas posibilidades de encontrarte con tus ídolos de las carreras.

Carl Fogarty at the Goodwood Festival of Speed

El fervor y la intensidad que se viven en Goodwod no se ven en muchos otros sitios. Es el mayor evento de su clase, y atrae a casi 500.000 visitantes durante sus cuatro días de duración. Por primera vez, Triumph mostró en público el prototipo de Moto2 de 765 cc en acción. Hasta ahora, solo había podido verse en el «pit lane» de algún circuito.

«¡Es realmente ruidosa!»

Carl Fogarty dio una vuelta en la moto de Moto2. Al abrir gas, el sonido del motor tricilíndrico resonaba por todo el terreno de Goodwood: «El sonido es lo primero que percibes. Obviamente no pudimos ponerla a una gran velocidad aquí, con los neumático fríos además, pero me moría de ganas por exprimirla más a fondo. La verdad es su estilo y su motor hacen que te entren ganas de probarla a toda velocidad. La respuesta de la moto ha sido increíble, tanto en el stand de Triumph como más allá de la línea de salida. No puedo esperar a verla en acción el año que viene».

Gary Johnson, ganador del TT, también tuvo la oportunidad de probar la Moto2. Tras entrar en el paddock entre la multitud que se ha congregado para ver la moto, Gary se quita el casco. La experiencia le ha dejado una sonrisa de oreja a oreja. Le pillamos nada más bajarse de la moto.

Johnson aparcando después de subir la cuesta en el prototipo de Moto2

«Primera impresión: ¡es realmente ruidosa! El sistema de escape es atronador. Cuando la llevas, le echas un vistazo al panel de instrumentos de Magneti Marelli y ves que la inyección funciona muy bien. Cuando la apagas suena fuerte; sabes que está en modo carrera y que va a funcionar muy bien sobre la pista. Nos reímos un poco, hacemos unos buenos caballitos. Conducirla es un verdadero placer.»

Johnson y Foggy listos para subir la cuesta

Triple emoción

Para celebrar la incursión de la 765 cc en el mundo de Moto2, el prototipo estuvo acompañado de una buena representación de tricilíndricas de Triumph: una nueva Speed Triple RS y tres legendarias Triumphs con un amplio pedigrí en el mundo de las carreras. FTR pudo hablar con James Hewing, director del Museo Nacional de la Motocicleta, que fue quien seleccionó las motos para Goodwood.

«A menudo colaboramos con la gente de Triumph; esta es la segunda vez que lo hacemos en el Festival of Speed. Tenemos una lista muy completa de motos de carreras famosas que se remontan a la época anterior a la Segunda Guerra Mundial. El tema común en este caso son las Triples: una Daytona ValMoto de 2003 y dos Triumph de 750 cc, una de 1970 y otra de 1971.»

James Hewing con la Triumph Works 750cc de 1971

«La Triumph ValMoto 600 cc de 2003 que perteneció a John McGuinness es rapidísima. Acabo de subir la cuesta con esta moto y también he probado la Speed Triple 2018. La diferencia entre la Daytona y la Speed Triple es, en cierto modo, menor de la que podrías pensar. La Speed Triple está tan bien diseñada que uno se siente como un experto piloto de carreras en la Isla de Man. Te muestra los increíble que es la Speed Triple.

«En lo que se refiere a la nueva moto Moto2, sé que Goodwood tenía muchas ganas de tenerla en exposición. Al ser la primera vez que el público del Reino Unido puede verla —y que la ve en acción— es todo un placer para los aficionados y una experiencia emocionante para todo el mundo. Muchos están encantados de que vuelva a haber un motor británico en las carreras de primer nivel. Es algo muy grande».