Inspiración: Big Trip

Un viaje en Tiger por Turquía

… y por qué es un paraíso para viajar en moto

Iain Tait se detuvo en seco cuando se dio cuenta de que estaba andando sobre las teselas de un mosaico de un anfiteatro romano en un estado de conservación casi tan bueno como el del día en que se construyó siglos atrás.

No había taquillas para pagar la entrada, ni siquiera vigilantes. Los visitantes —si hubiera habido alguno— podían sentarse con total libertad en las mismas losas de piedra que una vez acogieron a las familias romanas que acudían a divertirse. Pero Iain estaba solo. Para este explorador de Triumph, este insignificante momento en el tiempo resume el mágico atractivo de Turquía, un país en el que Oriente se encuentra con Occidente, en el que la historia es parte de la cultura cotidiana y en el que reina la autenticidad.

Iain y su mujer, Ingrid, un matrimonio que tiene su hogar en Australia, han visitado más de 100 países con una Tiger Explorer de 1200 cc y una Thunderbird.

Triumph Tiger Turkey adventure
Iain e Ingrid

«Tuve una America, y luego una Thunderbird, pero me hice con una Explorer hace dos años, y es la mejor manera de hacer kilómetros, tanto en carretera como fuera de ella, sin acabar el día con la espalda hecha polvo», concluye.

Ingrid comenta: «Turquía es uno de los mejores destinos del mundo para ir en moto, tanto por la calidad de sus carreteras como por su geografía y su perspectiva cultural. Es un país ideal para atravesarlo en moto, y nos ha gustado tanto que pensamos volver. Además, cuando llegas allí, te das cuenta de que es muy barato… el precio de las cosas nos sorprendió enormemente, ya que la comida, el alojamiento y casi todo costaba mucho menos de lo que pensábamos».

Triumph Tiger Turkey adventure
«Toda la potencia y el confort»; Iain subido en la Explorer

Aunque los recuerdos se componen de experiencias e imágenes que se atesoran en la mente, fue la historia lo que sorprendió a Iain: «Desde monasterios con 1600 años de antigüedad a ruinas con termas romanas en perfecto estado de funcionamiento, pasando por cientos de castillos con un tamaño acorde con las poblaciones en las que se situaban en perfecto estado de conservación, Turquía es tan accesible como auténtica».

«Donde quiera que mires siempre encuentras algo que te impresiona y, teniendo mi gran Tiger Explorer para llevarme adonde quiera, con toda su potencia y su confort, una vez no era suficiente».

Ruta en moto por Turquía

Antalya

Nos ha llevado un día o dos superar el jet lag, pero las primeras impresiones nos confirman que hemos tomado la decisión correcta. Aterrizamos en Antalya, en la próspera costa sudoccidental de Anatolia. Es la quinta ciudad más poblada de Turquía, al pie de los montes Tauro, y ya hemos podido apreciar que esta ciudad está llena de color y música.

De Antalya a Alanya

Nos dirigimos a toda velocidad a Alanya, por carreteras de montaña y de costa, pero hacemos una parada en la histórica localidad costera de Side, una antigua ciudad griega y uno de los mejores yacimientos de la época clásica del país.

Las colosales ruinas de un teatro de 15.000 plazas, el mayor de la región, son las primeras que hemos visto nunca en las que no hay que pagar entrada. De hecho, para moverte por la ciudad, tienes que atravesar la puerta Vespasiana y el templo de Apolo. Increíble.

Triumph Tiger Turkey adventure
Conduciendo de Antalya a Alanya

Alanya es una ciudad de playa en la costa sur de Turquía, en la región mediterránea del país, protegida por un castillo y con vistas al mar. También cuenta con un estilo de vida tropical —como en la mayor parte de Turquía, saben como disfrutar de su tiempo libre— así que aprovechamos para descansar.

De Alanya a Silifke

Desde Alanya, la carretera baja y serpentea entre las montañas y el mar, con antiguos castillos a lo largo de toda la ruta. Merece la pena visitar Silifke y las cuevas del Cielo y el Infierno, empapadas de mitología griega, aunque solo sea para darse un respiro. Llegamos a Silifke, una localidad rural a orillas de un río con un impresionante castillo bizantino con foso, 20 torres y cámaras abovedadas subterráneas. La fortaleza, que domina los montes Tauro, fue en otro tiempo el centro de mando de la ciudad y nos recuerda que éste es un país con más historia que casi ningún otro del planeta.

De Silifke a Karaman

Dejamos atrás los paisajes marítimos y nos adentramos por serpenteantes carreteras de montaña que nos llevan al antiguo monasterio de Alahan, situado en la cima del monte. Es una de las iglesias más antiguas de Europa y, en sus orígenes, fue excavada en el acantilado. Aquí estamos completamente solos, algo que es bastante normal en Turquía, ya que hay miles de ruinas, ciudades romanas y castillos, pero sin el bullicio y el agobio que encuentras en otras partes.

De Karaman a Ürgüp

Después de visitar Karaman, al norte de la cordillera del Tauro, conducimos por carreteras de montaña y tras un excelente almuerzo vegetariano ponemos rumbo a la mágica ciudad de Ürgup y sus famosas chimeneas de hadas de Capadocia, donde nos alojamos en un asombroso hotel boutique subterráneo construido dentro de las cuevas. Un lugar incomparable, que hubiera sido igual de memorable incluso si hubiéramos prescindido de la fantástica experiencia de hacer un viaje en globo al atardecer.

taskale historic granaries (Karaman:Turkey)
Los históricos graneros de Taskale, Karaman, Turquía

De Ürgüp a Konya

Desde las alturas, descendemos para explorar una ciudad subterránea y unas cuevas. Lo único que se puede decir de este lugar es que es como estar en otro planeta y que es un gran ejemplo de por qué nos encanta Turquía. Lugares como este llevan los viajes en moto a un nuevo nivel. Ahora nos dirigimos a Konya, una ciudad famosa por su comida y por el baile místico de sus derviches danzantes.

Mevlana museum view from garden, Mevlana Celaleddin, Konya
Vista del museo Mevlana desde los jardines, Mevlana Celaleddin, Konya

De Konya a Eğirdir

Después de visitar el museo Mevlâna, volvemos a coger nuestras motos y ponemos rumbo al lago Eğirdir, y luego a Beyşehir, donde almorzamos. Después de este enorme lago interior disfrutamos de un increíble trayecto por unas carreteras espectaculares llenas de curvas, todas con unas vistas increíbles, intercaladas con tramos más lentos que atraviesan un rosario de antiguos pueblos.

De Eğirdir a Pamukkale

Una inmaculada arena blanca y un agua turquesa nos dan la bienvenida a este paraíso vacacional que es, en realidad, un complejo de lagos en medio de las montañas. El lago cuenta con estructuras rocosas similares a las de Marte, y es el lago más alto con respecto al nivel del mar de Turquía. Después de almorzar junto a él, nos dirigimos a Pamukkale, una antigua ciudad balneario romana que se encuentra casi intacta… incluyendo los baños termales, famosos por los manantiales de agua caliente. Un final perfecto para un día entero en la carretera.

The enchanting pools of Pamukkale in Turkey
Las fantásticas piscinas de Pamukkale, Turquía

De Pamukkale a Fethiye

Nos volvemos a meter en las sinuosas carreteras de montaña y hacemos un alto para almorzar al fresco en un bosque de pinos. Luego recorremos el corto trayecto que nos separa de los baños de lodo de Dalyan antes de detenernos junto a la costa en Fethiye para disfrutar de una suntuosa cena en la lonja a la orilla del mar.

Fethiye rock tombs
Las tumbas de piedra de Fethiye

De Fethiye a Antalya

Por desgracia, este viaje que nos ha llevado por un paraíso que nos era totalmente desconocido —y que seguramente no hubiéramos podido descubrir sin nuestra Triumph— llegaba a su fin, pero no sin antes hacer una parada en el desfiladero y los cañones de Saklikent, de 300 metros de profundidad y 18 kilómetros de largo, uno de los más profundos del mundo.

Adamkayalar, Silifke,Mersin,Turkey
Los relieves de piedra de Adamkayalar

Las zonas de picnic se asoman a las gélidas aguas que bajan de los montes Tauro, pero nosotros tenemos que apresurarnos para llegar a la ciudad licia de Myra, famosa por ser el lugar de nacimiento de Santa Claus, antes de poner rumbo al este hacia Antalya y Oz a lo largo de uno de los trayectos de costa más bonitos del mundo.

Este año, después de un breve viaje por Irlanda, volveremos para explorar el otro lado del país. ¡Qué ganas tenemos!