Inspiración: Big Trip

No te escondas

Richie Norton y Ethan Roach se lanzan al barro... de las pistas

En las montañas de Gales, donde se encuentra la Triumph Adventure Experience, no hay forma de darle esquinazo al invierno. Hace frío. Está embarrado. Hay humedad. Como parte de la campaña No te escondas de Triumph para fomentar el uso de la moto en invierno, dos motoristas se ponen sus mejores equipaciones de invierno y echan mano de la mejor herramienta para este trabajo: las Triumph Tiger.

Richie Norton es un natural de Yorkshire, en el Reino Unido, y dirige The Strength Temple, una empresa ubicada en Bristol que aboga por la vida saludable y el mindfulness.

Richie se subió a una Tiger 800 para hacer frente a las más adversas condiciones en la Triumph Adventure Experience: «Era la semana más lluviosa que se había visto en Gales, y aún así salimos a rodar todos los días porque me encanta andar en moto. Si te preparas como está mandado y lo haces bien, todo irá sobre ruedas. Si sólo sales en moto cuando hace sol te vas a perder muchas cosas.

«Me siento un privilegiado por haber podido participar. Cuando vi la Triumph Adventure Experience me encantó. Esta gente sabe lo que hace. Nos metimos entre los árboles y por el barro, aquello estaba muy resbaladizo.

Los charcos eran profundos, llenos de barro y piedras. Aquí hay muchas cosas para disfrutar. Puedes probar con secciones muy técnicas de cuestas empinadas. La adrenalina se te sale por las orejas. Nunca había montado antes en una Tiger 800 y cuanto más tiempo pasaba sobre ella, más seguro me sentía, incluso acabé dejando resbalar la rueda trasera.

«El invierno es una época estupenda para montar en moto, sobre todo off-road. Cuanto más barro, mejor, y con la equipación adecuada, como las prendas Triumph que llevábamos, es una experiencia estupenda.

«Nos dijeron simplemente que nos echásemos al campo a rodar. El equipo de Triumph estuvo siempre ahí para plasmar la experiencia. Las cámaras estaban grabando; Ethan y yo hablábamos sobre los caminos a tomar y luego nos lanzábamos por ellos. Nos concentramos en capturar el auténtico espíritu de montar en moto».

En lo que respecta a las aventuras en moto, Ethan Roach también lleva lo suyo a cuestas. Comenzó con el off-road en Vietnam y desde entonces ha recorrido largas distancias por Nueva Zelanda y Escocia.

«Mi afición por la aventurá comenzó cuando me compré una moto en Vietnam y la llevé por las montañas hasta la frontera con China. Descubrí lo mucho que me gustaba salirme del camino marcado. Me encanta viajar, cojo la tienda de campaña y a tirar millas. Para mí eso es libertad en estado puro. Puede que acabes empapado, pero salir a la naturaleza te hace sentirte verdaderamente libre. Es la sensación que todos buscamos.

Ya había tenido antes una Bonneville y había hecho mis pinitos en el off-road, pero no había hecho antes nada así. El rocío caía de los árboles y unos rayos de sol se colaban entre las gotas… todo contribuía a crear la atmósfera.

«La niebla se agarraba al valle y a los bosques. Los vadeos por los ríos eran una cosa de locos. Hubo un momento en el que Richie parecía que iba a necesitar unas gafas de bucear y un tubo. Las Tiger 800 son estupendas y prácticamente pueden con todo ellas solitas. Las puedes meter por lo más feo, que salen adelante. Las condiciones eran un poco duras, pero con la ropa adecuada y una buena moto te lo pasas bomba.

Los instructores de Triumph Adventure Experience fueron increíbles. Nos llevaron a los mejores lugares y nos dieron consejos muy útiles; son unos auténticos profesionales que saben cómo pilotar.

«Richie fue una gran inspiración. No pierde la calma y se apunta a un bombardeo. Con estas motos es muy fácil acabar en lugares a los que muy poca gente podría llegar sin una moto así.

«Ir en moto es lo natural. Richie y yo estamos de acuerdo: si pudiéramos salir al bosque todos los días, lo haríamos en moto, da igual el tiempo».