Inspiración: Big Trip

Los 5 mejores destinos para el scrambling

Los mejores lugares del mundo para sacar tu modo del asfalto

Las motos scrambler son la respuesta del mundo de las dos ruedas a la llamada de la naturaleza. Desde las primeras carreras de scrambling y las «hare scramble» (hace más de 100 años de eso) estas motos han ofrecido a los motoristas el acceso a la naturaleza.

Después de cargar estas motos con tecnología moderna, queda claro que ha comenzado la nueva era del scrambling. Un chasis moderno, modos de conducción configurables con ABS y control de tracción preparados para todo tipo de superficies, suspensiones totalmente ajustables con una buena distancia al suelo y prácticamente imposibles de hacer tope, entre otras minucias modernas, se han confabulado para crear unas máquinas perfectamente adaptadas al asfalto y al off-road.

Ya sea un tortuoso puerto de montaña o un desierto, una playa o una pista de tierra, un montón de polvo o una gravera, estas motos pueden con todo, escribe el periodista y viajero Shane Herrick, de Long Island.

Triumph Scrambler 1200 en Baja
Lo más reciente en diseño de motos off-road – la Scrambler 1200

1. Península de Baja California, México

La península de Baja California es un paraíso para los aficionados al scrambling y al enduro. Allí encontrarás 140.000 kilómetros cuadrados de playas inmaculadas y llanuras resecas que reverberan al calor del desierto, como en el oeste de México y en el sur de California.

En Baja California encontrarás infinidad de rutas guiadas

Pistas rotas serpentean entre las montañas, y los caminos de tierra se extienden sin fin por llanuras desérticas salpicadas de cactus, pueblos remotos y ranchos perdidos. Con el océano Pacífico extendiéndose por la costa oeste y las aguas cristalinas del Golfo de California al este, Baja California es, sin duda, un oasis desértico digno de una película de Sergio Leone.

Para aquellos motoristas que busquen adentrarse un poco más y gozar de una experiencia más completa, Baja California cuenta con infinidad de rutas guiadas y empresas turísticas desde Ensenada, en el norte, a Cabo San Lucas en el extremo sur. También hay algunas con sede en Estados Unidos, que normalmente realizan salidas desde San Diego. Muchas empresas ofrecen sus propias motos si se desea, perfectamente revisadas y preparadas para el castigador terreno de Baja California.

Para aquellos a los que les guste hacer estos viajes por libre, el principal consejo es HACER LOS DEBERES. Puestos a explicarnos un poco, éstas son las tareas básicas:

  • Planifica las rutas con antelación
  • Lleva mapas (los mapas en papel no se quedan sin baterías)
  • Entérate dónde conseguir gasolina
  • Entérate donde conseguir agua filtrada o embotellada
  • Lleva dinero encima (la mayoría de los sitios aceptan tarjetas, pero el efectivo sigue siendo lo mejor. Todos aceptan dólares).

2. Triumph Adventure Riding Experience, Gales, Reino Unido

Ubicado a los pies de los Brecon Beacons en el sur de Gales, la Triumph Adventure Riding Experience es un auténtico campo de scrambling y centro de preparación para motoristas off-road con ganas de más. Las instalaciones se encuentran al sur de Cribarth, o Gigante Dormido, con Pen y Fan, el pico más alto de Gales, levantándose en la distancia hacia el norte.

En un panorama interminable de colinas y bosques, el centro cuenta con innumerables rutas aptas para cualquier nivel y preferencia. Desde empinados toboganes de tierra, pistas de grava y barrizales, hasta caminos de un carril que culebrean entre los pinos. Hay recorridos para todos los gustos.

Cada pista está diseñada específicamente para las Triumph Tiger y Scrambler

Con la supervisión en todo momento por parte de los experimentados guías del centro, los motoristas de ciudad pueden aprender y perfeccionar sus nuevas habilidades sobre la moto. Los motoristas más experimentados pueden desmelenarse, repasar conocimientos y medir sus fuerzas contra nuevos obstáculos en los entornos más exigentes.

Cada pista está diseñada específicamente para las Triumph Tiger y Scrambler, y allí mismo hay algunas disponibles para alquilar. Pero eso no quiere decir que no puedas llevar la tuya. También ofrecen espacios para sesiones formativas y entrenamiento, e incluso instalaciones para instalación de accesorios y mantenimiento.

Está a unas cuatro horas por carretera desde Londres, apenas dos horas desde Bristol y tan sólo una desde Cardiff. ¿A qué esperas? Es la escapada perfecta tanto si estas planeando un gran viaje al extranjero como si tan solo quieres probar qué es eso del off-road.

3. Provincia de Nan y Pattaya, Tailandia

Tailandia es ciertamente el paraíso de los motoristas. Desde las arboladas montañas de caliza del norte a las junglas costeras del sur, el país proporciona incontables escenarios repletos de oportunidades para poner a prueba tus habilidades y tu Scrambler.

Para los usuarios experimentados que buscan superar sus propios límites (y los de su GPS) tanto sobre asfalto como fuera de él, nada mejor que la montañosa provincia de Nan, en la frontera con Laos. A unas pocas horas al este de Chiang Mai, equivalente a unos 700 km de serpenteante carretera, la provincia hace gala de abundantes carreteras de montaña de fama mundial. La R1081, por ejemplo, culebrea entre aldeas y bosques bordeando las montañas que definen la frontera con Laos. También tienes la famosa R1095, donde puedes probar tu capacidad (y la de tu moto) para tomar curvas: casi 2.000 curvas.

La jungla alberga miles de pistas y senderos

La zona es también conocida por su abundancia de parques nacionales, aldeas remotas y espectaculares cascadas, ríos y bosques. Si buscas saborear el scrambling entre naturaleza virgen, la provincia de Nan no tiene rival. A ese respecto, mucho tiento con la naturaleza. Y, como siempre, hay que respetar a los lugareños y a las fincas y terrenos que ellos llaman su hogar.

Para aquellos deseosos de rodar por la región costera del sur, hay miles de pistas y senderos en la jungla a las puertas de Bangkok. Uno puede dedicarse a callejear por la capital de Tailandia para administrarse la ración diaria de cosmopolitismo, y en menos de una hora en dirección sureste hacia las provincias de Chonburi y Rayong, perderse por ciénagas, torrentes y pistas por la densa jungla. Estas regiones cuentan con varias empresas de viajes y entrenamiento de motocross, enduro y scrambling, cada una de ellas con sus propias instalaciones, que te pueden ofrecer un poco de sabor local, unas sesiones de entrenamiento o auténticas aventuras de tomo y lomo.

4. Manali, Leh, Rayastán y Kerala, India

En términos de topografía y clima, India cuenta con el catálogo más amplio de entornos, todos ellos rebosantes de la vibrante historia y cultura del país. La región más septentrional, a varias horas de camino al norte de Delhi, es normalmente la más atractiva para los motoristas de aventura por sus abruptos cambios de entorno y su brutal altitud. Las reviradas comarcales y las rústicas carreteras de montaña trepan monte arriba por un Himalaya que se eleva hasta las nubes.

Manali es un destino muy conocido y señala el inicio de la histórica ruta comercial a Ladakh. Más vale comprobar con antelación si se tolera bien la altitud porque Manali se encuentra a casi 4.000m sobre el nivel del mar, y gracias a ello ofrece unas vistas sin igual.

De camino hacia la histórica región desértica del Rayastán, en el noroeste de India

Más hacia el norte, en dirección a Leh, capital del reino de Ladakh e históricamente la residencia del Dalai Lama hasta 1959, el paisaje y los senderos se vuelven cada vez más desolados a medida que ascienden hacia las nubes y las altitudes donde el aire no tiene sustancia.

Para aquellos que no estén por la labor de subir más allá del límite arbóreo, recomendamos encaminarse a la región desértica de Rayastán, en el noroeste de India, donde las carretas tiradas por camellos y búfalos recorren los arenales y las pistas de tierra conectan las aldeas remotas, los antiguos fuertes y los lugares patrimonio de la humanidad del desierto de Thar.

Si lo tuyo son las junglas tropicales, las playas de arena blanca, los interminables campos de té y las carreteras rurales, te recomendamos la región costera de Kerala, en el sur de India.

5. Nara y Kawagoe, Japón

Desde el clima subtropical de la isla más meridional de Kyushu a las montañas nevadas y los manantiales termales de la isla más septentrional de Hokkaido, Japón ofrece un vasto repertorio de terrenos, todos ellos abarrotados de primorosos parques naturales, palacios imperiales, templos sintoistas y tupidos bosques.

A menos de una hora de Tokio en dirección este u oeste, la ciudad cede su lugar a lozanos bosques y a las carreteras de montaña que conforman el Japón rural central. El monte Fuji se levanta a tan sólo 100 km del centro de la ciudad en dirección oeste. Pero para echarse al monte con la moto hay que hacer un poco de exploración previa. Aunque en gran parte de Japón abundan las pistas de off-road, sobre todo en las regiones más rurales y montañosas, normalmente no están señalizadas y son difíciles de encontrar. Para salir a lo desconocido, no te queda más remedio que recurrir a tus habilidades y a un buen mapa.

Si necesitas un poco de supervisión o coherencia en tu ruta por Japón, existen incontables empresas de viajes que ofrecen una interminable variedad de rutas y expediciones por los múltiples parques nacionales y lugares históricos del país.