Inspiración: Festival

El motor de la Street Triple impulsa cuatro ruedas:

Un buen empuje para un motivado equipo universitario

Todos conocemos los típicos equipos universitarios: los hay de tenis, de fútbol o de debate. Pero en la Universidad de ciencias aplicadas de Stralsund había algunos estudiantes que aspiraban a algo más,
unos estudiantes amamantados con gasolina desde la cuna, enganchados desde niños al olor a goma quemada y adictos al subidón de adrenalina de la alta velocidad.

Estos estudiantes buscaban una forma de acercar a las personas con sus mismos intereses al mundo del deporte del motor. Y así fue como nació el equipo Baltic Racing.
Este singular club se fundó en 1999 y fue el primer equipo alemán en participar en la Formula Student, la mayor competición mundial de ingeniería. Por aquel entonces eran unos pocos estudiantes, muy verdes en eso de fabricar coches de carreras, pero Baltic Racing se ha convertido hoy día en una comunidad de más de 75 estudiantes muy motivados de todas las ramas del saber.

Su objetivo es diseñar y construir cada año un coche de carreras. Estos muchachos dedican sus esfuerzos a diario a alcanzar este objetivo. Se pasan días y noches en el taller haciendo todo lo posible para participar en las competiciones internacionales de Formula Student con su propio coche.

El equipo y el coche han recorrido miles de kilómetros para competir con valentía contra los mejores equipos del mundo. En estas competiciones, los miembros del equipo viven buenos y malos momentos en un mundo que combina la gente y la tecnología. Después de la competición les queda el recuerdo de las experiencias compartidas y los logros alcanzados.

El equipo está impulsado por la fascinación, el hambre insaciable de conocimiento y por montones de coraje y pasión. Pero además del equipo, el coche -bautizado TY en honor a Tyr, el dios nórdico de la guerra y la victoria- también necesita ser impulsado, y Baltic Racing ha seleccionado para ese cometido el motor de la Triumph Street Triple. En Baltic Racing consideran que este motor está a la altura del nombre del coche del equipo.

Según Jan Wagschal, responsable del área de Grupo Propulsor:

«El motor de la Street Triple nos aporta una notable ventaja respecto a los demás equipos y ofrece una sólida base de trabajo. El TY llama mucho la atención en las carreras por el típico sonido de un motor tricilíndrico, lo que le da un mayor carácter deportivo. El abundante par motor, el peso contenido y la simplicidad de las tareas mecánicas son características en las que nos apoyamos y en las que seguiremos apoyándonos en el futuro. La variedad de modificaciones que podemos realizar sobre el motor para adaptarlo a nuestras necesidades es infinito.  El mantenimiento sencillo y la disponibilidad de repuestos lo convierten en un compañero de confianza para nosotros, bueno, de confianza no, en el compañero perfecto».

 

¡En Triumph hemos quedado fascinados por este emocionante proyecto y deseamos al equipo Baltic Racing toda la suerte del mundo para las próximas carreras!

Si quieres ver el coche en acción: https://www.youtube.com/watch?v=EP-6_D7L9pI

Más información en www.balticracing.de