Eventos: Festival

Classic TT: Cuando el pasado se encuentra con el presente

Las leyendas de la competición de Triumph vuelven a la Isla de Man

Los asistentes al Classic TT de este año disfrutaron de un trío de motos históricas en la exposición de Triumph en el paddock .

La moto más antigua del panorama regresó a la Isla de Man: se trata del prototipo T100GP de 1946 con el que Ernie Lyons venció en el Manx Grand Prix de 1946 en la categoría Senior.

Los aficionados a la competición moderna también encontraron muchas piezas interesantes, como el prototipo de Moto2 con el que Triumph realizó el desarrollos de sus motores ahora que es proveedor exclusivo de la categoría intermedia.

El coleccionista de motos Triumph Dick Shepherd seleccionó con mimo varias de sus legendarias motos para mostrarlas en la exposición gratuita del Festival de motociclismo que se celebró del 17 al 30 de agosto. Este museo efímero recorría los más de 70 años de historia de Triumph transcurridos entre ambos prototipos, desde 1946 hasta 2019.

La joya de esta exposición era prototipo de Tiger con el que Buddy Elmore consiguió en 1966, en Daytona, su victoria más famosa, saliendo desde la 46ª posición. Una victoria que le dio a la moto el nombre que luce desde entonces.

Otra de las grandes piezas de la exposición fue la Triumph con la que Percy Tait venció en el TT al año siguiente en la categoría de motos de serie de 500 cc.

Saltamos medio siglo y nos trasladamos hasta el 30 de agosto de este año para contemplar al comentarista del motor Steve Parrish dando la vuelta de honor de la categoría Classic Racer con la moto de Moto2, rememorando su participación en 2017 con una Triumph Grand Prix de 1947, que estaba expuesta junto a la nueva Thruxton R (foto principal).

Dick, que expone muchas de sus motos en la Triumph Factory Visitor Experience, nos comenta: «Siempre te dan escalofríos cuando tienes ante tus ojos la historia de Triumph.

«Se trata de una compañía que siempre ha disfrutado de un gran prestigio en el motociclismo de competición y el nuevo motor de Moto2 demuestra que aún les queda mucha cuerda».

¿No pudiste ir a la isla de Man? La Factory Experience expone motos que también forman parte de esta historia, además de «estrellas» del cine como la Bonneville que llevaba Chris Pratt en la última película de la saga Parque Jurásico, y la Triumph TR6 «Desert Sled» que utilizó Steve McQueen en La Gran Evasión.