Motos y Customs: Lifestyle

NUEVO LANZAMIENTO: Bobber Black

«Más oscura. Más agresiva. Más fuerte»

La Bobber ha vuelto… esta vez de negro. Mientras que su agresivo rugido de escape sigue resultando inconfundible, su apariencia ahora iguala su amenazador sonido. Incluso aparcada, la Bobber Black parece que está preparada para atacar.

Totalmente en negro —motor, colectores y silenciadores incluidos— cuenta con el afamado motor Bonneville “High Torque” de 1200 cc, el asiento monoplaza, la parte trasera de aspecto rígido y el manillar ancho y plano, pero, en lo demás se ha reformado a fondo. Un enorme freno de doble disco delantero, control de velocidad, rueda de 16″, una horquilla más robusta y un llamativo faro de LED trabajan juntos para darle una línea más potente y un rendimiento más sólido en carretera.

Su predecesora ya es oficialmente la motocicleta que más rápido se ha vendido en los 115 años de historia de Triumph. Los críticos de los medios de comunicación dicen que Triumph ha llevado este modelo a un nivel superior, con una moto llena de actitud y con unas especificaciones más altas.

Sus acabados en Jet Black satinado o en Matt Jet Black son realmente atractivos y, junto con la imponente silueta baja de este moderno hot-rod, tienen a los expertos extasiados.

El fundador de BikeShed London Dutch van Someren dijo: «cuando vi la Bobber del año pasado pensé que era fantástica, pero ¿no sería genial con una rueda delantera más gorda de 16 pulgadas?». En Triumph escucharon estas opiniones y actuaron al respecto, consiguiendo que toda la parte delantera de la Bobber Black sufriese una importante mejora.

«A pesar de su aspecto más fuerte, esto no afecta para nada al manejo gracias al freno delantero de doble disco mejorado y las pinzas Brembo».

La horquilla ahora es más robusta, de 47 mm —en comparación con la anterior de 41 mm—, y le da una línea más potente y agresiva, mejorada por el nuevo tono negro de los bujes de las ruedas, el escape biselado, los colectores, las estriberas… todo lo que se te ocurra es de color negro

El youtuber alemán especializado en motocicletas, Jens Chuck dijo: «la horquilla Showa le da un aspecto más agresivo y masculino, que es el espíritu de la Bobber original. Eso, junto con el color, hará que esta moto sea muy popular.

También me gusta mucho el nuevo faro de LED con el triángulo de Triumph dentro, y una nueva iluminación diurna, que es algo que no habían hecho antes. Una vez más, Triumph ha hecho unos ajustes impresionantes a una moto que ya era fantástica».

La Bobber Black conserva el estilo custom, la conducción y el sonido hot-rod de su predecesora, gracias a su motor Bonneville 1200 HT, con todo el rugido distintivo de la Bobber.

La autenticidad es lo fundamental y deslumbra en detalles como el asiento monoplaza de la Bobber Black y su parte trasera de aspecto rígido, el manillar ancho y plano, la carrocería reducida a la mínima expresión, el depósito esculpido y las ruedas de radios.

Mark Richardson ruge en la Bobber Black

El embajador del rock de Triumph, el batería Mark Richardson, que se puso a los mandos de la moto en la fiesta de presentación, dijo: «lo primero que te llama la atención es su comodidad y equilibrio. Y después, sorprende ese asombroso color negro y la suavidad del motor que muestran todas las Triumph.

Han mantenido lo mejor piezas de la última Bobber para asegurarse de que es la combinación perfecta entre las clásicas bobber con la zaga rígida y una sorprendente y nueva tecnología. Realmente, es puro estilo y sustancia».

Richard Newland, director adjunto de Motorcycle News, añadió: «no es una crítica, pero esta es la Bobber que esperaba el año pasado, ya que es más custom, con esa gran rueda delantera. A la gente no sólo le gustará ver el doble disco delantero y las mejoras en la frenada, sino también el control de velocidad con un único botón para poder respetar los límites de velocidad de forma segura».

Christoph Lentsch, de la página web 1000PS, dijo: «me gusta más que la Bobber normal por la rueda delantera. Tiene un aspecto más agresivo, más audaz, y es una moto que me gustaría personalizar quizás con un asiento de cuero vintage y otros retrovisores. Antes de nada, echaré un vistazo a los kits de inspiración de Triumph».