Inspiración: Profiles

De broker a salvavidas

La motorista de Triumph que salva vidas en África

«Me gustaría haber sido como tú cuando tenía tu edad y haber hecho lo que quería, y no lo que la gente esperaba que hiciera. Ojalá hubiera sido más valiente».

Eldson era una corredora de bolsa en Londres, pero las palabras de su abuela en la cama del hospital cambiaron su vida (y, con ella, la de multitud de personas).

En unos meses, esta fanática de Triumph se embarcó en un viaje de 40.000 km a Ciudad del Cabo para, según explica, «huir del miedo y de la avaricia, hacerme vulnerable y evitar que me aplastasen los elefantes».

Claire Elsdon

No dejes que la vida se te pase

«Mi abuela me enseñó a no dejar que mi vida se deshiciera. Yo sabía que no quería pasar el resto de mis días metida en un despacho en la ciudad; que tenía un propósito que cumplir. La vida tenía que ser algo más que pasar 12 horas al día llena de estrés y ansiedad», explica.

Claire Elsdon Triumph Tiger

En su aventura africana, con largos períodos fuera del asfalto, visitó Malawi, donde ayudó a lanzar un programa de motos con una organización benéfica para enseñar a sus oficiales a cuidar una flota de 80 motocicletas y mantenerlas seguras. Así nació el proyecto «Ama tu moto; ama tu vida».

La noticia sobre este programa se extendió y Claire fue invitada a Songea, en el sur de Tanzania, donde participó en un proyecto llamado Motorcycle Outreach, en el cual enseñó a las parteras a mantener sus motos en condiciones de circular.

Pikalily charity Claire Elsdon

Según explica Claire, «alrededor de 24 mujeres mueren cada día durante el parto. A veces, porque la asistencia médica encuentra complicaciones para llegar a las zonas rurales remotas». Se horrorizó por la falta de conciencia sobre seguridad vial y educación del mantenimiento, así que decidió hacer algo al respecto.

Concienciar a las personas

«Los motoristas de estos lugares no se preocupan por los neumáticos o las cadenas sueltas. Incluso viajan de tres en tres por las carreteras más peligrosas. Gracias a la concienciación y capacitación, ya tenemos pruebas circunstanciales de que la cantidad de accidentes mortales ha descendido drásticamente».

Pikalily

«Hemos formado a 1.500 personas de todo el continente durante los últimos nueve meses. Si, gracias a ello, pueden evitarse tragedias que podrían afectar a innumerables personas de sus familias, habrá valido la pena».

¿Cuánto cuesta salvar una vida?

El gobierno de Tanzania prometió inicialmente unos fondos para el programa de ambulancias de parteras, pero se canceló a causa de los recortes presupuestarios, así que Claire tuvo que pensar en métodos alternativos para recaudar fondos y tapar esa brecha: «Algunos grupos de motoristas se han comprometido a ayudar, así que tenemos la confianza de que podremos pagar los salarios de las cinco conductoras de ambulancia, que son mujeres de la zona, y los costes de gasolina durante un año para poder ofrecer el servicio».

«Pagar a una de las cinco parteras aprendices tan solo cuesta 2.000 £ al año y 18 £ por viaje. Se podría salvar a una madre y a su bebé con cada trayecto, así que la cuestión es cuánto valoramos cada vida».

«Pase lo que pase, seguiremos concienciando a las personas. Si lo logramos tan solo con una persona, las palabras de mi abuela no habrán sido en vano y ayudarán a muchas comunidades».

Más información sobre el trabajo de Claire.