Estilo de vida: Interview

Cruzar la frontera: ¿qué necesitas saber?

Consejos de viaje de quienes han dado la vuelta al mundo en moto

Kevin y Julia Sanders tienen un récord Guinness doble por dar la vuelta al mundo en moto más rápida y recorrer la ruta transamericana en moto. La pareja comparte con nosotros su experiencia a la hora de evitar problemas en las fronteras de todo el mundo.

Como somos europeos, damos por hecho que podemos cruzar fronteras con total libertad: de Francia a España y a Portugal, de Holanda a Bélgica, de Luxemburgo a Alemania. Excepto en el caso de Suiza, tenemos libertad total de movimiento.

Fuera de la zona de confort europea, atravesar una frontera con tu moto puede convertirse en una partida de ajedrez. Es un proceso largo y, para los que no estén bien informados, totalmente indescifrable. Si no estás bien preparado, tanto mental como físicamente, puede amargarte rápidamente el viaje o detenerlo por completo.

12Qs1
Kevin y Julia

Esencialmente, pasar de un país a otro implica cuatro pasos básicos. Primero, tú mismo entras en el país por inmigración. Segundo, introduces tu moto a través de la aduana. Tercero, al salir se te sella el pasaporte y finalmente sacas tu moto.

En teoría, se trata de un proceso simple, pero en la práctica cada frontera que cruces será diferente y tendrás que hacer frente a una multitud de lugareños, exigencias económicas y un sinfín de oficinas y edificios sin identificar que deberás atravesar.

Métete esto en la cabeza (especialmente si  eres muy educado): olvídate de hacer cola y conduce directamente al principio de la fila. Antes de que puedas bajarte de la moto, lo más seguro es que te veas rodeado de una nube de jóvenes incansables que te asaltarán a la carrera para ofrecerte sus servicios como guía. Echar mano de cualquier “enchufe” que puedas conseguir en la frontera puede ser una forma eficaz de pasarla. Te cobrarán, pero si ganas unas cuantas horas y evitas tirarte de los pelos por la frustración, será un dinero bien invertido.

Tómatelo con calma

Una vez que llegues al principio de la cola, tendrás la tentación de hacerlo todo lo antes posible, pero presta atención a lo que te rodea y permanece pendiente a que tu moto esté segura: las fronteras atraen a todo tipo de personajes, y los viajeros extranjeros en motos grandes atraen a cualquiera.

Tienes que asumir los pagos “bajo cuerda” al encargado de sellar el visado como parte del sistema. Si antepones tus principios y te niegas a pagar, puede que tengas que pasar por una larga y tediosa experiencia. Mantén la calma, sonríe, intenta comunicarte en su idioma y ofréceles un cigarrillo o una bebida, y todo irá mucho mejor.

Inmigración es normalmente la parte más fácil. La única vez que tuvimos un problema fue cuando entramos en EE. UU. El agente echó un vistazo a mi pasaporte y vio el visado iraní. ¿Por qué había ido a Irán? ¿Cuándo fui? ¿Cuánto tiempo estuve allí? ¿Para qué fui? Entérate de los conflictos internacionales que puedan afectarte y hazte con un pasaporte nuevo antes de hacer un gran viaje.

A la hora de sellar el pasaporte, nos encontraremos con múltiples variaciones de un mismo tema: rellena un visado de turista o ve a otro edificio para comprar un sello. En cualquier caso, los agentes de frontera son mucho mejores procesando documentos personales que vehículos privados.

article-asset2

El papeleo es primordial.

La experiencia nos ha enseñado que para evitar problemas, tienes que tener los papeles perfectamente en regla. Ten siempre los documentos originales a mano (más abajo puedes consultar la lista) y acuérdate de llevar suficientes copias para cada entrada y salida. Nunca hemos cruzado una frontera en la que no hiciera falta un pasaporte original y el registro de matriculación, pero eso no quiere decir que nunca nos hayamos colado sin los originales. Algunos países también exigen un carnet de passage, una garantía de importación/exportación de que la moto va a salir del país. En España puedes obtenerlo en el RACE.

Antes de salir de viaje, comprueba todos tus documentos. Asegúrate de que el número de chasis del certificado de matriculación (o el documento equivalente de tu país) concuerda con el de tu moto, ya que van a comprobarlo. Otra cosa que comprueban normalmente es que el nombre del certificado de matriculación sea el mismo que figura en el pasaporte. El llevarte la moto de tu amigo o un vehículo de la empresa te va a meter en todo tipo de problemas.

article-asset1

Con permiso

Para dejar entrar tu moto, la aduana te expide un permiso local temporal. Revísalo bien porque es muy probable que contenga algún error. En nuestro primer viaje a Centroamérica, nuestro permiso costarricense tenía el número de matrícula mal puesto. Ya llevábamos dos horas en el país y habíamos pasado tres controles cuando la policía se dio cuenta y nos mandó de vuelta.

Cuando un agente de aduanas se propone hacer bien su trabajo, examina tu equipaje. En algunas fronteras también se busca comida y puede que tengas que tirar productos lácteos, carnes frescas y fruta a la basura. Un buen método para evitar búsquedas es llevar la ropa sucia en la parte de arriba de las maletas o darles un par de dólares.

Antes de finalizar los trámites del permiso, puede haber otro procedimiento sorprendente: que te fumiguen la moto. Se supone que esto impide la entrada de insectos y bichos indeseados en el país y consiste en que un hombre rocíe con insecticida las ruedas de tu moto: «son 5 dólares, por favor».

article-asset3

El último obstáculo

Justo cuando crees que todo ha pasado, puede haber un control de documentación final por parte de la policía y luego otro por parte del encargado de subir la barrera.

Entonces, tu primera reacción es largarte lo antes posible antes de que cambien de idea, pero es justo en este momento cuando se olvidan los documentos y se pierden las cosas. Así que aléjate un poco con la moto hasta un lugar tranquilo donde no te moleste la gente y prepara tu documentación para el siguiente paso de frontera.

Tómate un respiro y sonríe de alivio por haber cruzado sin problemas. Es el momento de disfrutar de todo el país que tienes por delante.

6 cosas que te hacen falta para atravesar una frontera

  1. Pasaporte: obligatorio en todas las fronteras. Tiene que ser válido durante al menos seis meses después de la fecha de salida del país al que quieres entrar.
  1. Ficha Técnica y Permiso de Circulación de la moto: obligatorio en todas la fronteras, aunque hay casos en los que la gente se ha colado con buenas copias.
  1. Permiso de conducir: se pide a menudo.
  1. Permiso de conducir internacional: se pide a veces, pero normalmente es suficiente con el permiso de conducir de tu país. Puedes obtenerlo en la DGT.
  1. Seguro a terceros de la moto: a veces lo pide la policía. Algunos países exigen contratar un seguro específico del país en la frontera (normalmente es muy barato y te da cobertura).
  1. Carnet de passage para tu moto (dependiendo del país): se pide en muchos países de África y Oriente Medio. Se puede conseguir en el RACE.

Kevin y Julia organizan tours en moto por todo el mundo desde su agencia GlobeBusters.